Se “asquean” y vomitan tras ver película de Lars Von Trier en Cannes

Al menos cien personas se salieron de la proyección de la última película de Lars Von Trier en el Festival de Cannes, sin importar que se trate de uno de los cineastas más reconocidos de la actualidad.

En el 2011, el director de cine fue declarado persona non grata después de haber dicho que entendía a Adolfo Hitler durante la conferencia de prensa de su cinta Melancholia. Siete años después, volvió al gran escenario solo para desatar nuevamente la polémica.

En esta ocasión, The House That Jack Built fue la responsable de escandalizar a los presentes. El filme gira en torno a un asesino en serie que plantea una reflexión moral y filosófica que raya en lo monstruoso.

 Varios asistentes a la gala señalaron que la mitad de la parte superior decidió salirse mucho antes de que la proyección llegara a su fin. Hubo gritos, abucheos y gente que no quería ver las atrocidades de Jack, personaje interpretado por Matt Dillon.

La película presenta a un psicópata que entiende cada ejecución como una obra de arte. Es un tipo solitario como todas sus víctimas, un protagonista que cuenta a un terapeuta sus detestables acciones.

La producción de Lars Von Trier relata 12 años de la vida del asesino serial, donde va contando cada una de sus “hazañas”. A menudo que la Policía se acerca a resolver los crímenes, empieza a correr más riesgos con una sola misión: crear su obra de arte más soberbia.

Los críticos señalan que la película no es tan fuerte como podría pensarse, pero sorprendió la reacción de una buena parte del público, sobre todo, porque los asistentes al Festival de Cannes suelen estar acostumbrados a las escenas gore.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password