Incluso muerto, John McCain propinó duro golpe a Donald Trump

Este fin de semana estuvo marcado por el funeral de John McCain, la despedida de uno de los grandes líderes del Partido Republicano. Incluso algunos demócratas se mostraron afectados por su partida, un escenario previsible debido a que estaba muy delicado de salud.

McCain volvió a cobrar protagonismo en la vida política de Estados Unidos por ser un férreo opositor de Donald Trump, a quien ubicó como su enemigo número uno desde hace un par de años. Incluso tras su muerte, quedó claro que el legislador tenía un profundo resentimiento contra el magnate.

De acuerdo con fuentes cercanas al veterano fallecido, McCain planeó su propio funeral como un acto público para darle un último golpe a Donald Trump. Desde la tumba, aseguran los expertos, ejecutó una maniobra excepcional para manifestar su antipatía por el Presidente. Dejó órdenes precisas de no invitarlo a su funeral.

No se trata de una exageración, debido a que realmente el propio McCain se involucró en la organización de su velorio. Eligió los lugares para su último adiós y la música que sonaría durante los eventos fúnebres. El propio Barack Obama confirmó estos hechos tras revelar que fue contactado por el reconocido político en sus últimos días.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password

A %d blogueros les gusta esto: