El origen y el significado de Halloween

Este día es Halloween, una fiesta que se celebra en varios países del mundo de la llamada cultura occidental. Sus orígenes se remontan a las costumbres celtas, una fascinante historia que vale la pena rememorar.

Halloween es un término que deriva de la contracción en inglés All Hallows’ Eve; en español, significa Víspera de Todos los Santos. Popularmente, también se le conoce como Noche de Brujas o Noche de Víspera de Difuntos.

Se trata de una celebración que goza de gran popularidad en la angloesfera, principalmente, en Estados Unidos, Canadá, Irlanda y Reino Unido, aunque las últimas décadas han estado marcadas por su creciente adopción en países de Hispanoamérica.

Origen celta


Durante el siglo I d.C., los celtas realizaban un festejo conocido como La Noche de Samhain, precisamente, el 31 de octubre. Esta celebración marcaba el término del verano y del periodo de las cosechas.

Presuntamente, esta jornada servía para que los espíritus del más allá visitaran el mundo mortal. Debido a esta creencia, encendían hogueras con la intención de ahuyentar las almas negras y ayudar a las blancas a encontrar el camino.

Los romanos y su influencia

En la conquista romana, la fiesta fue adoptada y modificada para honrar a Pomona, la llamada diosa de los árboles frutales. De esta manera, la tradición comenzó a expandirse por diferentes regiones de Europa.

El cristianismo

Para el siglo V d.C., la fiesta pagana se mantenía viva el 31 de octubre. Se trataba de una celebración que antecedía al tradicional Día de Todos los Santos, que tiene su base cristiana y que se lleva a cabo todos los 1 de noviembre.

La llegada a América del Norte

Los festejos de Halloween, aunque no eran conocidos así para ese entonces, llegaron a América del Norte durante los siglos XVIII y XIX. La tradición se consolidó durante el periodo de las colonias en Estados Unidos, bajo el nombre de All Hallow´s Eve, que posteriormente daría origen al nombre ‘comercial’ de la festividad.

Para el año 1980, Halloween se expandió con velocidad a países de Sudamérica, Asia y Oceanía. La publicidad, el marketing y el cine fueron claves para que la celebración de origen pagano fuera adoptada con gran entusiasmo.

El origen del ‘Dulce o Travesura’

En los siglos XVI y XVII, los luteranos llevaban consigo máscaras, supuestamente, para alejar a los malos espíritus. De esta manera, visitaban los hogares de los católicos, donde pedían a los anfitriones cerveza y postres.

El significado de los colores

De acuerdo con los especialistas de la celebración, el naranja representa la caída de hojas y el fin de la cosecha, mientras que el negro hace alusión al miedo a lo desconocido, el dolor y la pena. Finalmente, el púrpura representa la magia y el misterio.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password