La NASA se plantea la posibilidad de enviar humanos a Venus, para vivir en dirigibles flotantes

Durante un tiempo la humanidad pensamos que Venus era el lugar ideal para viajar, y que seguramente tendríamos vecinos en el planeta. Luego nos dimos cuenta de que en realidad Venus se parece más a un infierno que a un planeta hermano de la Tierra, por lo que dejamos de lado la idea. Ahora la NASA sin embargo se plantea volver a Venus, llevar incluso humanos al planeta.

La NASA está trabajando en una misión tripulada conceptual a Venus. Bajo el nombre de High Altitude Venus Operational Concept (HAVOC), esta misión buscaría llevar humanos al planeta vecino. En líneas generales, surcar los cielos de Venus con dirigibles flotantes para estudiar mejor el planeta.

Las superficies infernales de Venus
A las nubes de Venus nos tenemos que ir porque acercarse a la superficie es una mala idea. La superficie terrestre de Venus es literalmente un infierno. 460 grados centígrados de media son las temperaturas que encontramos ahí, más altas incluso que en mercurio, debido a la existencia de metales con un punto de fusión más alto. De hecho, en las montañas más altas del planeta se pueden dar lluvias de metales líquidos.

En definitiva, la superficie de Venus es totalmente árida, tóxica y repleta de metales en estado líquido donde lo último que uno quiere es irse a vivir. Por no hablar de los terremotos, las erupciones volcánicas y las catástrofes naturales que se suelen dar ahí debido a que el planeta, geológicamente hablando, es joven.

Los cielos hospitalarios de Venus
Pero si subimos unos 50 kilómetros desde la superficie a las alturas, en la atmósfera de Venus, la cosa cambia completamente. Lo primero las temperaturas, se reducen a una media que ronda entre los 20 grados y los 30 grados centígrados. La presión atmosférica también es más baja, similar a la que encontramos en las zonas más altas de la Tierra. Y hay una capa de atmósfera por encima lo suficientemente densa como para proteger de la radiación solar.


Con una atmósfera compuesta en un 97% de dióxido de carbono y un 3% de nitrógeno, lo cierto es que los cielos de Venus son hasta agradables para vivir. Técnicamente podríamos salir al exterior con un simple traje que evite la entrada de materiales corrosivos y una bolsa de oxígeno. Sin ningún traje espacial ni protección más allá de eso.

Hay alguna propuesta de cómo podríamos desplegar estos dirigibles en Venus:

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password