¿Qué significan los 7 niveles en la ofrenda de Día de Muertos?

La tradición de Día de Muertos es una de las más emotivas de la cultura mexicana. Las familias recuerdan a los seres que ya no están en este mundo con un ambiente festivo, les preparan sus platillos preferidos para recibirlos en esta breve visita que realizan las almas desde el más allá.

Es imposible no quedar impresionado con el colorido de la celebración. Las personas colocan alfombras florales en los parques de los pueblos y saturan los panteones iluminados por las veladoras. Los difuntos necesitan de esa luz para no extraviarse en el camino.

Uno de los elementos que no faltan en la fiesta de Día de Muertos es la tradicional ofrenda, el altar que sirve de banquete para que los fieles difuntos recuerden sus placeres en vida.

La estructura de estas ofrendas genera muchas dudas entre los propios mexicanos; por ello, Sexenio presenta la anatomía del altar de siete niveles, que es el tradicional en nuestro país.

Nivel 1

En el primer nivel, aparece la imagen del santo al que la familia es devota. Figura en lo más alto de la ofrenda, aunque muchas personas optan por colocar en su lugar la imagen del difunto a recordar.

Nivel 2

Este espacio está destinado a las almas del purgatorio. Es importante respetarlo porque sirve para que el difunto reciba el permiso para abandonar temporalmente el lugar y visitar la tierra durante la celebración de Día de Muertos.

Nivel 3

Se coloca un poco de sal para la purificación del espíritu de los niños salidos del purgatorio; además, sirve para que las almas no se corrompan durante el largo viaje de ida y regreso.

Nivel 4

En este nivel aparece el pan de muerto, característico de las fiestas de los primeros días de noviembre. Se ofrece a los visitantes como alimento para sus almas.

Nivel 5

Continúa el festín gastronómico para los fieles difuntos, pues este espacio debe ser empleado para ofrecer fruta y comida. Hacen su aparición los platillos preferidos de nuestros muertos, desde cazuelas de mole hasta tamales o dulces típicos.

Nivel 6

Finalmente, aquí se pone la fotografía del difunto o los difuntos a quienes está dedicad la ofrenda de Día de Muertos.

Nivel 7

El último piso es empleado para hacer la cruz de sal, aunque también se puede realizar con semillas, frutas, flores o cal. Es importante ponerla para que el finado pueda expiar sus culpas y remordimientos.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password