China vacuna contra covid-19 a “cientos de miles”, no presentan efectos secundarios adversos

China ha aplicado a “cientos de miles” de sus ciudadanos al menos dos vacunas experimentales contra la COVID-19, y no han contraído el virus ni han presentado efectos secundarios adversos, afirmó un directivo de una compañía biotecnológica citado hoy por la prensa local.

“Se ha vacunado a cientos de miles (de personas) y ninguno ha mostrado ningún efecto adverso evidente ni se ha contagiado”, aseguró el secretario de la Comisión para la Inspección de la Disciplina -nombre que en China reciben los órganos anticorrupción del Partido Comunista- del Grupo Nacional de Biotecnología de China (CNBG), Zhou Song, en una entrevista con la emisora oficial Radio Nacional.

 

Esta compañía estatal, explica el diario hongkonés South China Morning Post, es la desarrolladora de dos vacunas de las cuatro chinas que actualmente están pasando por la fase tres de pruebas clínicas, a las que se suman otras cuatro de otros países.

Según Zhou, el grupo de “cientos de miles” incluye a “decenas de miles” de personas que trabajan en el extranjero, entre las que tampoco se habría detectado ningún contagio, algo que, en su opinión, demostraría la efectividad de la vacuna.

Actualmente, las vacunas de CNBG están llevando a cabo pruebas de fase tres en diversos países como Argentina, Perú, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Marruecos o Jordania.

Y la compañía está construyendo dos centros, en Pekín y en Wuhan -ciudad central donde se registró el primer brote de COVID-19 a nivel global-, que permitirán ampliar la capacidad de producción anual de la vacuna de 220 millones de dosis a entre 800 y mil millones.

Vacunas darían inmunidad de 3 años

Zhou manifestó que es probable que las dos candidatas a vacuna contra el coronavirus, que desarrolla CNBG -filial de Sinopharm-, ofrezcan una inmunidad de hasta tres años.

“Ahora mismo, basándonos en los resultados de los experimentos en animales, de las investigaciones por fases y en vacunas que utilizan tecnología similar, no hay dudas de que la inmunidad puede durar entre uno y tres años”, prometió.

Esto, según Zhou, haría innecesario organizar campañas anuales de vacunación contra el coronavirus similares a las de la gripe, ya que el virus no está mutando tanto como para que la vacuna basada en el virus inactivado de CNBG tuviera problemas para enfrentarse a él.

Según explicó el directivo, sus vacunas están siendo las más empleadas en un programa autorizado por Pekín a finales de julio para permitir el uso de vacunas todavía no aprobadas por los reguladores en grupos de alto riesgo, como trabajadores sanitarios, diplomáticos o empleados que desarrollen su labor en el extranjero.

0 Comments

Leave a Comment

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password